Gramae – qué es un traductor jurado

Los traductores jurados se encargan de traducir, firmar y sellar las traducciones que realizan, convirtiéndolas así en Traducciones Oficiales Juradas, con validez, por tanto, ante cualquier organismo público o privado nacional o internacional.

Hoy en día existe mucha más facilidad para movernos por distintos países, por lo que es muy probable que, en algún momento sea necesario traducir algún documento o certificado para presentarlo ante una administración.

Muchas veces nos preguntamos ¿quiénes son estos Traductores Jurados?, ¿Quién les da la capacitación de poder ejercer?, ¿Cómo consiguen el certificado para ejercer? o ¿Cómo trabajan? Estas son muchas de las preguntas que vamos a responder a continuación.

¿Qué hace un traductor jurado?

Un traductor jurado lleva a cabo la función de un traductor público, es decir, realiza traducciones juradas (o, lo que es lo mismo, traducciones oficiales) en unos idiomas concretos y estas traducciones se sellan con el fin de darles validez y de que sean aceptadas para cualquier trámite.

Cuando nos solicitan una Traducción Jurada Oficial o Certificada, en definitiva, realmente lo que nos están solicitando es que un Traductor Jurado realice la traducción, la firme y la selle. Estos últimos pasos son los más relevantes, ya que un Traductor Jurado actúa como un fedatario público y su firma y sello son las que dan la validez jurídica internacional de que se trata de una traducción oficial. A su vez, un Traductor Jurado puede certificar que la traducción realizada por otra persona es correcta y completa.

Siempre que tengas que presentar en la Administración, en instituciones públicas, notarios o tribunales algún documento redactado en un idioma diferente al original de dicho país, este se deberá traducir por un Traductor Jurado.

¿Cómo saber si un Traductor Jurado es oficial?

Cada país lleva a cabo una diferente regulación en cuanto a los Traductores Jurados. En España los Traductores Jurados dependen del Ministerio de Asuntos Exteriores (MAEC) aunque, a nivel internacional la Traducción Jurada es plenamente válida en cualquier país.

Existen distintas vías para consultar si un Traductor Jurado está habilitado oficialmente para ello o no. Una de las formas más rápidas es consultar la lista de traductores e intérpretes facilitada por el Ministerio en las que aparece el nombre de los Traductores Jurados, los idiomas en los que llevan a cabo las traducciones y, su número de Traductor Jurado junto a la fecha de nombramiento oficial.

Otra de las formas para encontrar Traductores Jurados es llevar a cabo una búsqueda propia. En caso de encontrar a un Traductor Jurado se podrá conocer si está oficialmente habilitado para llevar a cabo el trabajo ya que disponen de un carné expedido por el Ministerio de Asuntos Exteriores (MAE) que los acredita para ello.

Existen también Traductores Jurados de lenguas cooficiales como pueden ser el gallego, el catalán o el euskera, los cuales, también nombrados por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación y, son nombrados por los gobiernos regionales. Las Administraciones Regionales son las que se ocupan de regular todo lo relativo a su lengua cooficial, por lo que en estas administraciones se podrán conocer los Traductores Jurados habilitados.

¿Una traducción jurada tiene validez en un país extranjero?

Sí, en el caso de que la traducción esté sellada y firmada por un Traductor Jurado acreditado oficialmente para ello y, reconocido por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación. Independientemente de la procedencia del traductor este da fe de que el contenido del documento original es el de la traducción jurada.

¿Quién puede ser un Traductor Jurado?

Actualmente, únicamente se puede acceder a la condición de Traductor Jurado a través de una convocatoria a examen que lleva a cabo la Oficina de Interpretación de las Lenguas, la cual depende directamente del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación.

¿Qué necesito para ser un traductor oficial?

Tras el examen mencionado, el proceso de selección es costoso y precisa de una serie de requisitos.

A continuación exponemos algunos de los requisitos que se deben tener en cuenta previo a presentarse al examen para postular a un cargo de Traductor Jurado:

  1. Ser mayor de edad
  2. El futuro traductor jurado debe tener la nacionalidad española, de un Estado miembro de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo.
  3. Debe poseer un título español de Graduado o Licenciado Universitario, Ingeniero Técnico, Arquitecto Técnico o equivalente. Es decir, cualquier título cuya correspondencia al nivel 2 o 3 del Marco Español de Cualificaciones para la Educación Superior haya quedado establecida en virtud del Real Decreto 967/2014.

En cuanto a los requisitos fundamentales que se deben tener en cuenta para superar los exámenes, encontramos los siguientes:

  • Poseer conocimiento profundo sobre uno o más idioma. En definitiva, la lengua en la que se va a examinar tanto de forma oral como de compresión y escritura.
  • Conocimientos sobre las técnicas y procesos necesarios en traducción.
  • También serán necesario conocimientos jurídicos ya que, normalmente los traductores que se presentan son traductores jurídicos por lo que se sobreentiende que tienen conocimientos legales y jurídicos suficientes como para superar el examen. 

¿Cuánto cuestan las traducciones juradas?

Los traductores jurados suelen fijar sus tarifas conforme al número de palabras, al tipo de documento o al número de páginas. Es por ello que, no existe una cifra fija, sino que esta varía en función de la extensión del documento y el idioma al que se desea traducir. Sin embargo, para hacernos una idea una traducción jurada suele rondar el precio de entre 30 y 150 euros.

GRAMAE es una Agencia de Traductores Jurados Oficiales y acreditados por el Ministerio de Asuntos Exteriores desde 2005, por lo que contamos con la suficiente experiencia y profesionalidad. Cuenta con nosotros, somos tu agencia de traductores jurados online para toda España.

VACACIONES

gramae traducciones juradas

Tocan unas merecidas vacaciones.
Abriremos de nuevo y con más fuerza, el próximo lunes 6 de septiembre.