Apostilla de La Haya

En el caso de que hayas tenido que gestionar algún trámite internacional seguro que Apostilla de La Haya te suena de algo. Si no es el caso, sigue leyendo este post ya que vamos a explicar todo lo que necesitas saber sobre este documento.

¿Qué es la Apostilla de La Haya y para qué sirve?

La Apostilla de La Haya es un sistema que se utiliza para verificar que los documentos entregados son auténticos y siguen siendo reconocidos fuera de España, no solo a nivel nacional. Se trata de una nota y tiene forma de sello.

Esta nota sirve para llevar a cabo transacciones de documentación fuera del país de origen y que tenga validez en el extranjero sin necesidad de tener que desplazarnos hasta ese país.

¿Qué certifica la Apostilla de La Haya?

La Apostilla SÓLO certifica la autenticidad de la firma, la calidad en que el signatario haya actuado y, la identidad del timbre o sello que lleve el documento. Se debe hacer hincapié en que no certifica el contenido del documento apostillado.

La firma, sello o timbre que figuren sobre la Apostilla no hay que certificarlos.

La Apostilla de La Haya, ¿sirve para todos los países?

El de 5 de octubre de 1961 se estableció un acuerdo entre países denominado Convenio de La Haya XII en el cual se suprimió la exigencia de legalizar los documentos públicos extranjeros. Por este convenio, los documentos emitidos un país firmante del convenio que hayan sido certificados por una Apostilla deberán ser reconocidos en cualquier otro país (que forme parte de este convenio) sin necesidad de utilizar otro tipo de autenticación.

¿Qué países están incluidos dentro de este convenio?

A continuación, se presenta el listado de los Estados firmantes del Convenio de La Haya de 5 de octubre de 1961 el cual ha sido elaborado por el Ministerio de Justicia a partir del propio Convenio.

¿Cómo se obtiene y cuándo caduca?

Cualquier persona que necesite presentar documentos en algunos de los países firmantes en el Convenio de La Haya y autentificar el documento, debe apostillar la documentación. Para ello, se debe acudir al decano del Colegio Notarial o por los notarios en los que éste haya delegado al efecto, de la autenticidad de la firma y sello puestos en el documento. En definitiva, el notario deberá realizar la validación de la firma y apostillado del documento.

Se trata de un proceso bastante rápido y los costes dependen de la urgencia con que se solicite; normalmente, cuanta más urgencia, el precio será mayor. En cuanto a la caducidad, dependiendo del tipo de apostilla, tendrá una caducidad más o menos prolongada; en cualquier caso, mientras el documento tenga validez, la apostilla también la tendrá.

¿Qué documentos puedes apostillarse?

Se pueden apostillar los siguientes documentos públicos:

  • Documentos judiciales vinculados a una jurisdicción del Estado, incluidos los provenientes del Ministerio Público o de un secretario, oficial o agente judicial.
  • Documentos administrativos.
  • Certificaciones oficiales incluidas en documentos privados, así como la certificación del registro de un documento, la certificación sobre la certeza de una fecha y las autenticaciones oficiales y notariales de firmas en documentos de carácter privado.

No obstante, hay documentos en los que no se podrá aplicar. Estos son los siguientes:

  • Documentos expedidos por funcionarios diplomáticos o consulares.
  • Documentos administrativos relacionados directamente con una operación comercial o aduanera.
  • Documentos que, en aplicación de otros Convenios Internacionales, estén exentos de ser legalizados o apostillados.
  • Certificados negativos de antecedentes penales de ciudadanos españoles que vayan a surtir efectos en otros Estados de la Unión Europea y documentos sobre ciudadanos españoles expedidos por los Registros Civiles españoles, incluidos los consulares, que vayan a surtir efectos en otros Estados de la Unión Europea.

¿Quién puede solicitar la Apostilla de La Haya?

Puede solicitar la Apostilla de La Haya cualquier portador de un documento público cuya autenticidad desee certificar.

¿Dónde se puede acudir a apostillar un documento?

Los documentos Públicos Administrativos (algunos documentos administrativos precisan de reconocimiento previo de firma), y Judiciales (incluidos documentos de Registro Civil), el ciudadano podrá dirigirse, a su elección, a cualquiera de las Autoridades Competentes mencionadas a continuación:

  • Oficina Central de Atención al Ciudadano del Ministerio de Justicia.
  • Gerencias Territoriales del Ministerio de Justicia y Oficinas delegadas de Ceuta y Melilla.
  • A las Secretarías de Gobierno de los Tribunales Superiores de Justicia (PDF. 116 KB) y de las ciudades de Ceuta y Melilla.

En cambio, los documentos notariales y documentos privados cuyas firmas han sido legitimadas ante Notario en los Colegios Notariales o aquellos Notarios en quien deleguen.

En el caso de los documentos públicos judiciales expedidos por la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo a Secretarios de Gobierno de los respectivos tribunales o en quien ellos deleguen.

VACACIONES

gramae traducciones juradas

Tocan unas merecidas vacaciones.
Abriremos de nuevo y con más fuerza, el próximo lunes 6 de septiembre.